Grini Zucchini

ABOUT

CINDY KLEIN

Querido Zucchini,

Me imagino que estás aquí para ponerle cara a la persona tras la pantalla, al fin y al cabo estás navegando por lo que yo considero mi mundo virtual, así que ¿qué menos que  presentarme, no? ¡Vamos a ello!

Mi nombre es Cindy Klein, aunque en Instagram tengo una cuenta que se llama Grini Zucchini y es por eso por lo que muchos piensan que Grini es mi nombre real. La verdad es que me enternece cuando alguien comienza su mensaje hacia mí con un “Hola Grini”, pero en mi día a día se me conoce como Cindy. El porqué de “Grini Zucchini” es una historia algo más larga y como no me gustaría entretenerte más de la cuenta, te la contaré más adelante, ¿de acuerdo?

Nací en 1995 en las islas afortunadas, pero mi vida entera no la he pasado solo ahí. Soy media alemana y por ello me he movido entre España y Alemania, aunque la mayoría de años los he pasado por tierras hispanas. Quizás te estés preguntando cuáles son mis estudios o a qué me dedico, pues bien, no me andaré por las ramas y te responderé a ambas preguntas para romper el hielo. Estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en una ciudad alemana y fue allí cuando quedé completamente enamorada del Marketing Digital, que es a lo que me dedico actualmente. Sí, has leído bien, nada que ver con utensilios de cocina, especias o esterillas de yoga, pero la verdad es que no me gusta encasillarme en nada (por eso tampoco me gustan las etiquetas), más bien me considero un espíritu libre. No hay nada que me haga sentir mejor que seguir mi intuición, explorar, perderme, encontrarme y crecer. Creo que fue de la misma manera orgánica como llegué a donde estoy ahora, aquí sentada escribiéndote a ti, Zucchini querid@, el cómo me dio por crearme una cuenta de recetas, yoga y bienestar.

Cuando cumplí los 16 años, por temas de salud, mi vida dio un giro de 180 grados totalmente inesperado y fue por aquel entonces cuando comencé mi viaje por el inmenso mundo de la alimentación principalmente. 

¡Pequeño spoiler! Digo principalmente porque esto hizo que descubriese otros espectaculares destinos. Serendipia en toda regla, vamos. Ya está, seguimos.

Me gusta pensar que durante esos años fui como el pequeño Principito, que viajaba de sitio en sitio y de cada uno sacaba una lección de vida que le hacía crecer. No todos los senderos fueron fáciles de caminar, pero fue en esas rutas donde conocí a mi alma y a mi cuerpo, donde aprendí y maduré. En ese proceso de crecimiento, di con un camino que hizo que llegase al maravilloso lugar en donde me encuentro ahora, y es aquí donde puedo ser mi versión más saludable, donde me siento cómoda, a gusto y feliz. Sin embargo, que me quiera quedar aquí no significa que no me falten lugares por explorar, cosas que descubrir y mil y una lecciones por aprender, porque cada día sigo encontrándome con algo nuevo que me hace reflexionar y por consiguiente evolucionar, lo cual me apasiona, porque ¡qué aburrida sería la vida si lo supiéramos todo!, ¿verdad?

Resumiendo, tras ese viaje al estilo “Come, reza, ama”, acabé con un libro de viaje repleto de información poderosa que es la que me ha dado el conocimiento sobre nutrición que tengo hoy en día. No soy nutricionista, ni experta en el tema, sino autodidacta al 100%. Llevo nueve años, y continúo cada día, dedicando muchas horas a lecturas sobre alimentación plant-based, escuchando podcasts en los que especialistas comparten sus conocimiento y viendo documentales a tutiplen para seguir aprendiendo. Pero no todo queda ahí, porque en ese recorrido también descubrí el mundo del yoga en el que llevo prácticamente el mismo tiempo y otros territorios de cuidado personal y bienestar, que me llenan de vida. Con la mano en el corazón te puedo decir que ME ENCANTA todo lo nombrado anteriormente. Y esas pasiones combinadas con mi amor por la comunicación hicieron que naciera Grini Zucchini, mi mundo virtual. Aquí reúno todos los aspectos que alegran mi existencia, con el fin de aportarte ricas y saludables recetas, buena vibra, prácticas de yoga para (des)conectar y que básicamente sea tu lugar de referencia al que recurras cuando quieras sentirte bien. 

Esta es una parte de mi y este es mi lugar especial, así que siéntete como en casa, porque estoy encantada de recibirte con los brazos abiertos cada vez que quieras venir a hacerme una visita. 

Icono candado

inicia sesión

Regístrate